Please enable / Bitte aktiviere JavaScript!
Veuillez activer / Por favor activa el Javascript![ ? ]
G.I.P.T.M. España: El misterioso pueblo de Ayamonte

sábado, 5 de agosto de 2017

El misterioso pueblo de Ayamonte

Categoría: Investigaciones



Ayamonte es uno de los "pueblos fantasmas" más misteriosos y desconcertantes de España. Sito en la Frontera de Huelva con Portugal, sus calles estrechas y sus casas encaladas inspiran sospechas y temores cuando paseas por el pueblo. El sentimiento de que una extraña fuerza invisible te acompaña es continuo. Desde hace años han ocurrido en sus calles fenómenos extraños que mantienen en vilo a sus habitantes. Los rumores no son sólo historias y leyendas, existen en hechos reales. Se dice que por sus calles cabalga un jinete con una armadura de la edad Media, un espectro que cabalga algunas noches en la zona alta del pueblo.
El comienzo de los sucesos parece tener un hecho concreto: en el año 1640, Don Francisco Manuel Silvestre de Guzman y Zuñiga, sexto marques de Ayamonte, es acusado por instigar una conjura separatista apoyando la secesión de Andalucía y de entregar unos documentos que hicieron abortar la reintegración de la corona portuguesa a España.
Por estas acusaciones es sentenciado a la "pena de muerte a cuchillo". Su cabeza fue cortada.
El único testigo de aquél trágico pasado sigue siendo el Palacio del Marqués de Ayamonte, en cuya fachada, a uno y otro lado del balconaje, hay coronas del marqués, bajo las cuales figuran los escudos. Se dice que en ese palacio se oyen pisadas y que existe una silueta humana deambulando por los pasillos y salones del antiguo Palacio. 
Pero aquí no acaban las leyendas de este pueblo fantasma...

En la parte alta Ayamonte existía un castillo del que hoy sólo quedan ruinas.
Son numerosas las personas que van a pasear por los alrededores ya que se tiene una visión panorámica de la ciudad. 
Son frecuentes las personas que afirman haber oído voces, algunas incluso desgarradas, por la noche en aquel monte. Y no sólo voces, también pisadas de caballos y chasquidos que recuerdan una lucha entre caballeros medievales armados con sus espadas, aunque la toma de este castillo por parte de los Cristianos a los Moros fue muy rocambulesca, como podéis ver en la crónica que el ayuntamiento nos mostró, y pongo al final su traducción:

Crónica de Juan II de Castilla (la "traducción" está al final) 

Entrega del castillo de Ayamonte (Carastas), cerca de Olvera, y antecedentes de la guerra: "

Ya auedes oido, según la Historia lo á contado, en cómo los moros, en tiempo de las tutorías del rey don Enrique que agora finó, le furtaron el su castillo de Ayamonte, e cómo se lo prometieron de dar, so grandes penas de doblas; e que corrieron contra ellos, por quanto no lo quisieron entregar. 

E por ende ovo el rey don Enrrique a les mouer esta guerra. E estando así el Infante sobre Setenil, enbió a dezir a Pedro de Astúñiga, fijo primogénito heredero de Diego López de Astúñiga, justicia mayor del Rey, que estava en Olvera, que fuese a Ayamonte, a ver si la podría tomar o furtar; por quanto esta Olvera era suya, que la oviera en casamiento con su muger, que era hija de don Alvar Pérez de Guzmán, almirante que fué de Castilla e alguazil mayor de Sevilla. 

E Ayamonte era çerca de la su villa de Olvera. E por ende Pedro de Astúñiga fuese a su villa,'e de ay vino a Ayamonte; e quisiérala furtar, sino que no pudo, que los moros que ay estavan, con gran temor que avían del real del Infante, que estava tan çerca, velávanla e guardávanla muy bien. 

E con esto començólos a conbatir, e açercaron el conbate, e vinieron a la fabla con algunos moros de los que estavan ençima del castillo. E fuéles dicho, de parte del dicho Pedro de Astúñiga, que bien sabían que aquel castillo era del Rey su señor; que lo diesen al Infante, su señor, que estava sobre Setenil, pues todo se le dava por pleitesía. 

E que sopiesen que la Torre del Alaquín le era ya, e Zahara, e otros muchos castillos. E si la diesen, que él les daría lugar que se fuesen a salvo con lo suyo; e sinó que forçado era de los cambatir si en su rebeldía estobiesen, e de los matar, que uno no fincase a vida. E los moros en que esto vieron, que si gente rezia embiasse el Infante para los convatir que se no podrían detener un día, por quanto estavan en ella pocos que la defendiesen, ovieron su acuerdo de enbiar a dezir a Pedro de Astúñiga que no quisiese más convatir, por quanto no creían que la Torre del Alaquín hera de cristianos, que fuesen a él a le dezir que asegurase un moro que la fuese ver si era así, e que entonçes que les era forçado de la dar. 

E fueron a Pedro de Astúñiga, e dixéronle el acuerdo que avían acordado. E a él plazió dello, e dixo que ge la faría ver. E dixeron que si así fuese que luego le (darían) a Ayamonte. E a Pedro de Astúñiga le plugo mucho dello; e entonces aseguró un moro que fuese a ver cómo la Torre del Alaquín estava en poder de los cristianos. E fué con omes suyos que con él embió; e des que el moro vido que era verdad, vino a los otros que estavan en el castillo de Ayamonte, e díxoles que era verdad. 

E entonces, çinco días de octubre, en miércoles, año de Nuestro Salvador Jesucristo de mill e quatroçientos e siete años, le entregaron el castillo. E el dicho Pedro de Astúñiga puso en él buen recaudo, e embiólo a dezir al Infante. 

E estas nuevas llegaron al Infante estando çenando en el real de sobre Setenil, e ovo muy gran plazer a maravilla, dando por plaza muchas graçias a Dios, diziendo: 

¡Bendito sea Dios, que nos dió aquello que se perdió en tiempo de sus tutorías del Rey mi hermano e mi señor! E Pedro de Astúñiga á fecho muy gran serviçio al Rey mi señor e mi sobrino, e por ende él e yo se lo entendernos encomendar con muchas mercedes a él e a su linaje." 

Traducción: Jeje, está muy clarito ¿no?. Lo que viene a decir, muy resumidamente, es que Pedro de Astúñiga le dijo a los moros que si no abandonaban el castillo por las buenas lo tendrían que hacer por las malas, que Torre Alaquín (Torre Alháquime) ya estaba en manos cristianas. 

Los moros creían que aquello era un "farol", pero si permitían que uno de ellos fuese a comprobarlo, en caso de ser verdad abandonarían el castillo pacíficamente. Y así fue. Por eso se cuenta que la "conquista" del castillo fue un tanto rocambolesca. Y eso es todo, por eso no nos cuadra que resuenen ecos de batalla.

La Iglesia de las Angustias, situada en el centro de Ayamonte, también posee su leyenda: Cuentan haber vistos personas vagando. Pero sus pies no tocaban el suelo.
Estas escalofriantes visiones las cuentan varios de los hombres que se dedican a llevar a la Virgen a cuestas durante la Semana Santa y también personas que van a misa por las tardes.

Una de las calles antiguas del pueblo alberga la que es conocida cómo la “casa maldita”. En ella una persona de edad avanzada visionó a una persona ahorcada trajeada a la antigua usanza de aquellos pueblos, colgada de un árbol del corral. Hoy en día esta casa ha sido transformada en un taller de tapicería, y su nuevo propietario cuenta, no sin cierto temor, que siguen produciéndose fenómenos "no muy normales".  

El equipo de este G.I.P.T.M. recorrimos todos los lugares que los aldeanos nos mostraron con gran énfasis en su versión, con nuestro equipo técnico no encontramos ninguna perturbación en las mediciones, pues no se apreciaron cambios drásticos de temperatura contemplados en el termómetro láser a distancia, ni picos interactivos en el medidor de campos electromagnéticos, las grabadoras de ruido blanco y spirit box (Caja de los espíritus) no registraron ninguna grabación, ni siquiera en infrasonidos ni ultrasonidos, tampoco tuvimos la suerte de poder ver levitantes rondando la iglesia, ni a un jinete "con o sin cabeza" haciendo galopar un gran corcel, ni sombras en las cientos de fotografías que tomamos, con cámaras de 35mm, gopro o móviles.
Si los relatos de estas personas son verdaderos o falsos, se lo dejaremos a su conciencia, pues nosotros somos un grupo de investigación, y por ende, nos centramos en las pruebas, y las pruebas aquí realizadas nos han servido para conocer un pueblo precioso, una gente muy amable e imaginativa, temerosos del señor, pero con mas mitos que realidades.

No te olvides hacerte seguidor y compartir para leer el primero los nuevos artículos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nos gustaría conocer tu opinion